viernes, 17 de junio de 2011

GALERA/ALMERÍA

Después de la epidemia de pebrina que asoló España, entre otros países y que marcó para siempre la historia de la sericicultura en nuestro país, las larvas de la variedad Galera sobrevivieron por su fortaleza. En Italia la denominan raza de Almería. Sin embargo este no es el sorprendente fin de la historia de esta raza, pues en 1938 fue llevada desde España a la Stazione Bacologica Sperimentale di Padova, formando desde entonces parte de la colección italiana.
Parece ser que en España, la variedad se perdió y en la actualidad se podía encontrar en el CRA o la Unitá di Ricerca di Apicultura e Bachicoltura (Padova, Italia). Después de múltiples contactos por recuperarla, la CPSA, a través de su director, Francisco Xavier Jurado Torres, consiguió traerla de nuevo a España en Marzo de 2011. A los pocos días de llegar a España, una parte de los huevos llegaron a mi poder con el objetivo de criar y adaptar la antigua raza a nuestras condiciones ambientales.

Son muchas las características extraordianrias de esta antigua raza. La larva es completamente blanca aunque después de cada muda adquiere unos tonos amarronados o rojizos hasta que la piel vuelve a tensarse. Solamente una fina línea negra que va desde la parte posterior de la cabeza hasta la protuberancia es la única marca que ostenta. Además las falsas patas tienen una forma característica y es que están salidas hacia afuera, como si el gusano tuviese dificultades para desplazarse, dándole un aspecto de torpeza. Hasta la 3ª muda se podría decir que es una raza débil, pero una vez superada esta muda, el gusano adquiere un vigor y una fuerza extraordinarias.
En la última fase, antes de hilar su capullo, devora con ansia una cantidad exagerada de hojas de morera y es observable que cuanto más calor mejor es su adaptación. Finalmente llega el momento de la metamorfosis y su capacidad de sorprender no tiene límites.

Los capullos que presentan los Almería son extremadamente largos, de una uniformidad excesiva y de una tonalidad muy característica. La media de longitud de estos capullos es de más de 5 cm, ligeramente acinturados, como puede apreciarse en la foto, y en ocasiones algo abarquillados. El color amarillo pajizo o amarillo pálido es una constante y al tacto son capullos consistentes y duros. Incluso en algunos casos una de las partes acinturada es algo más gruesa que la otra. La diferencia entre capullos que contienen a machos y hembras es poco significativa y son bastante estrechos.

La sorpresa todavía no ha terminado pues las mariposas de esta variedad vuelven a maravillarnos. Lo primero que se manifiesta es que a la luz directa, sus alas tienen un color amarillento especial, característica que comparten con otras dos variedades de gusanos, y que en las alas tienen un circulito achatado negro algo diluido. Les cuesta bastante salir del capullo, pero no sólo lo consiguen sino que lo hacen a cualquier hora. Salen de noche, de día, de tarde y en cuanto están fuera de su envoltorio los machos muestran un vigor y una fortaleza fuera de toda lógica.
Las hembras no ponen todos sus huevos en una única puesta, más bien ponen parte y después vuelven a acoplarse con el mismo u otro macho para, seguidamente, poner otra cantidad más de huevos. Las hembras, pues, colocan sus huevos en 3 ó 4 puestas; mientras que los machos aletean con fuerza a todas horas.

miércoles, 15 de junio de 2011

JAPONESES U-71

Los gusanos U-71 son de color blanco-grisáceo algo jaspeados con ocelos en la parte superior e inferior de su cuerpo. Los ocelos superiores son verdosos con el contorno negro en forma de C y los inferiores son circulares, del mismo color. La mancha de su protuberancia es de forma tronco-cónica de color verdoso con unas ligeras manchas a ambos lados y los dobles puntos en todos sus segementos. Su ciclo es menor que el de las razas occidentales y en el momento de hilar llenan toda la caja de seda antes de escoger el lugar idóneo para encapullarse.

Más que gusanos, esta variedad parecen arañas, pues antes de fabricar los capullos pequeñitos y ligeramente acinturados de precioso color verde de igual tono que los de la variedad blanca y oscura de los gusanos grises, llenan completamente la caja de capas de seda, como si fuesen telarañas y finalmente completan sus capullos.
Es preciso decir que esta variedad de gusanos es muy delicada, de crecimiento muy lento y poco adaptada a temperaturas extremadamente altas. Se les puede observar a pleno rendimiento con una temperatura óptima de 26º, por encima de esta temperatura adormecen y ralentizan su metabolismo.

El adulto no tiene mucho interés especial. De pequeño tamaño como todas las razas orientales, tiene las nervaduras de las alas profusamente marcadas, con una pequeña banda horizontal en cada ala, pero que queda medio disimulada por los mismos nervios de color oscuro.

martes, 14 de junio de 2011

TURCOS

Worldwide Butterflies es una empresa británica que se dedica al mundo de los lepidópteros desde hace 50 años. Desde ahí y a través de internet me llegaron unos escasos 30 huevos de esta variedad de cebrados conocidos como "Adrianópolis", una ciudad turca; de ahí el nombre de turcos. Esta variedad de gusanos se hace muy grande, pues las larvas llegan casi hasta los 8 cm de longitud, pero tienen un aspecto algo curioso hasta casi la última fase o muda, pues parecen ser casi más anchos que largos.
Tienen unas manchas rosadas a lo largo del cuerpo y unos "falsos ojos" muy marcados y muy característicos. Finalmente y después de la 5ª muda, con lentitud pasmosa, pero sin descanso, buscan un lugar apropiado en la caja en un ciclo más bien corto y empiezan a hilar.

El resultado de esa hiladura se puede apreciar en esta fotografía: unos preciosos y enormes capullos de color blanco inmaculado, acinturados y de una consistencia considerable al tacto. Ahora solamente falta saber cuánto tiempo va a durar este periodo pupal y que mariposa surgirá de estos grandes capullos turcos.

Después de 20 días encerrados en el capullo, emergieron por fin las polillas. Sus nervaduras en las alas ya nos indican que estamos ante una larva cebrada, pero a ambos lados tienen un circulito achatado muy parecido por no decir igual que el de las polillas de la raza galera. Aunque el tórax es más atigrado y en general son algo más oscuras que la raza española.

lunes, 13 de junio de 2011

JAPONESES G-33

Las larvas del gusano G-33 entran en la categoría de los blancos ocelados. Sus ocelos son de color verde amarronado, bien marcados solamente en la parte superior del cuerpo. Tienen unos puntos bien visibles, por pares, en cada uno de los segmentos y en la protuberancia o "falsos ojos" tienen una mancha triangular invertida del mismo color que los ocelos, flanqueada por unas manchas negras atravesadas por una línea naranja. La cabeza de estas larvas es de un color muy claro, casi rojizo, a diferencia de las otras razas que tienen la cabeza de color grisáceo. De crecimiento bastante lento, su longitud es más bien escasa, como es característica de las razas orientales.

Finalmente hilaron los capullos estas larvas japonesas, y como se puede ver en la foto son capullos acinturados de un tamaño bastante minúsculo, muy ligeros incluso al tacto; pero lo que sigue sorprendiendo es el auténtico festival de colores de estos envoltorios de seda. Son colores muy suaves, pastel podríamos decir, que van del blanco más puro al rosa pasando por el blanco verdoso, el amarillo, el naranja o el salmón. Todo un deleite para la vista.

Y el espactáculo continúa con la aparición de las mariposas. Esta raza, de muy pequeño tamaño, no deja de sorprender de una forma considerable. En la foto podemos apreciar el contraste de colores entre el amarillento de las alas y lo oscuro de los preciosos dibujos que muestra. Algunos de los individuos, además, tienen el cuerpo atigrado, pues muestran bandas algo más oscuras en los segmentos. Una maravilla de raza.

sábado, 4 de junio de 2011

RIGATA DA SETA ROSA

Tal como vemos en la foto, estamos ante una larva rayada o cebrada. Su mismo nombre en italiano, porque estas larvas provienen de Italia, nos da una pista fenomenal para saber ante que variedad o raza de gusano de seda nos encontramos. "Rigata da seta rosa" significa textualmente rayada de seda rosa, así pues ya sabemos como serán los capullos de estas larvas.
Son una variedad de longitud bastante larga, como acostumbran a ser todos los cebrados y podemos apreciar en los laterales de su cabeza como unas manchas oscuras, así como unos ocelos superiores muy marcados pero sin color interior. Suelen hacer los capullos acinturados, pero si el rosa de la seda ya es sorprendente, el adulto... , bueno ya llegará la fase adulta y entonces ya comentaremos.

Los capullos de los rigata son acinturados, aunque en primer término de la foto se vea un capullo rosa con una forma más bien redondeada. Es un capullo doble, de ahí su tamaño espectacular junto a los demás que tienen una coloración que va del rosa al amarillo pasando por el salmón y el naranja. De todas formas, tal como indica su nombre el color más habitual es el salmón y el rosa. Ahora sólo falta la llegada de la polilla.

Al final emergió el adulto de su envoltorio rosa y, al contrario de los que cabría esperar, aparece de una tonalidad muy clara. Las mariposas de los gusanos cebrados suelen salir más oscuras y con marcas en las alas, sin embrago las rigata son muy claritas y sobre todo de un tamaño considerable. Los huevos al ser puestos por la hembra tiene, el primer día, una coloración amarillenta.

jueves, 2 de junio de 2011

BLANCOS Y CEBRADOS "DETODALAVIDA"
















En estas fotos podéis ver los blancos y rayados que desde siempre he tenido en mi casa. Empecé con 13 larvas hace ya cerca de 35 años, año tras año, generación tras generación, estas larvas han ido acompañándome cada primavera hasta entrado el verano. Mil historias que contar, mil anécdotas, pero ahí siguen, como cada ciclo. Mezclados, remezclados y seguramente endogámicos después de tantos años, han perdido su apariencia original y ambas variedades hacen los capullos idénticos en forma y color, muy diferentes a cuando los adquirí. Pero son mis gusanos "detodalavida".

Estos son los capullos que hacen mis gusanos "detodalavida", de un color amarillo, y aunque no se aprecie perfectamente en la foto, tirando hacia el naranja. Son de forma ovalada, algunos incluso podríamos decir que algo alargados. Antes, hace años, había de tres colores, más bien de tres tonos de amarillos, pero ya hace bastante tiempo que se homogeneizaron en este color que he comentado. Son algo más grandes los de las larvas cebradas, pues en todas las razas las larvas rayadas suelen alcanzar mayor longitud.
Sin embargo, y después de tantos años, no dejan de sorprender. En primer término de la foto se puede apreciar algo realmente extraño, que muy pocas veces sucede, es un capullo triple. Dentro hay 3 pupas metamorfoseando. El capullo es de un tamaño considerable, de más de 5 cm de longitud. Con precisión casi matemática, estas larvas "detodalavida" tardaron 32 días exactos en hilar y tardarán 22 días exactos en empezar su fase adulta. Así vienen haciéndolo desde hace ya tiempo.

En la foto se puede ver una mariposa de los blancos, con las las claritas con las nervaduras algo marcadas aunque hay ejemplares que tienen las alas todavía más claras y con las marcas mucho más diluidas. Los ejemplares adultos de las larvas cebradas son algo más oscuritas, tampoco mucho más y se les puede vislumbrar un tenue dibujo en las las, pero ni mucho menos puede decirde que tengan las alas como por ejemplo los adultos de los gusanos grises.

miércoles, 1 de junio de 2011

GUSANOS GRISES

Las larvas de estos supuestos "sierra morena" son realmente especiales, pues no hay ninguna otra raza que se parezca a ellas. No son blancas, no son cebradas, ni a la inversa como podemos ver en los xd07 o en los egipcios. Son oscuras, grises jaspeadas en diferentes tonalidades más claras o más oscuras, con unos ocelos visibles sobre ese fondo casi negro y unas rayas naranjas en la máscara. A pesar de ello en esta variedad curiosamente aparecen individuos blancos, completamente blancos, con ocelos apenas visibles, muy diluidos, como si estuviesen descoloridos, que se comportan de la misma forma, cómo iba a ser de otra manera, que sus congéneres oscuros.
El periodo larval de estos gusanos grises es de 30-34 días y algunos ejemplares ya están hilando sus capullos que, sorprendentemente, puede ser de 2 colores muy distintos.

Como se puede apreciar en la fotografía siguiente, tanto las larvas grises como las de apariencia blanca, hilan capullos más bien alaragdos de estos 2 colores tan diferenciados, amarillo anaranjado y verde limón, aunque en algunas ocasiones el verde es más bien blanquecino. No deja de ser sorprendente esta variedad cromática tan característica de estos gusanos y además única, pues no hay tanta diversidad en ninguna de las otras razas o variedades.

En la siguiente foto se puede ver la mariposa o fase adulta de esta variedad de gusanos. Es una polilla oscura, más bien, con unos dibujos característicos en las alas que recuerdan los mismos dibujos de las variedades cebradas, con las nervaduras muy marcadas tanto en los blancos como en los grises y tanto en los que hacen el capullo verdoso como en los que lo hacen de color amarillo. Realmente hay que tener en cuenta un estudio más pormenorizado de esta variedad para averiguar algunas cosas que no dejan de ser sorprendentes.